OIT, RESOLUCIÓN RELATIVA A LA IGUALDAD DE

REMUNERACIÓN

Presentada por los siguientes delegados trabajadores: Sr. Ahmed (Pakistán), Sr. Basnet (Nepal), Sra. Brunel (Francia), Sra. Burrow (Australia), Sra. Byers (Canadá), Sr. Edström (Suecia), Sra. Engelen-Kefer (Alemania), Sr. Howard (Sudáfrica), Sra. Hunt (Reino Unido), Sr. Katalay Muleli (República Democrática del Congo), Sr. Kusano (Japón), Sra. Lekang (Noruega), Sr. Norödahl (Islandia), Sr. Rampak (Malasia), Sr. Sidorov (Federación de Rusia), Sr. Stech (República Checa), Sr. Svenningsen (Dinamarca), Sra. Valkonen (Finlandia), Sr. Wojcik (Polonia), Sra. Yacob (Singapur) y Sr. Zellhoefer (Estados Unidos)  

La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo: Recordando que el Convenio sobre igualdad de remuneración, 1951 (núm. 100), y el Convenio sobre la discriminación (empleo y ocupación), 1958 (núm. 111), son universalmente reconocidos como instrumentos que establecen derechos fundamentales de los trabajadores y forman parte de la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo y su seguimiento de 1998;

Haciendo hincapié en que el logro de la igualdad de remuneración forma parte integrante de toda estrategia satisfactoria para erradicar la pobreza, y que los empleos de calidad así como los servicios públicos de calidad son fundamentales para promover las oportunidades de igualdad para todos;

Observando que muchas mujeres y hombres experimentan el proceso de globalización como un incremento de la inseguridad y marginación, y que las disparidades entre el crecimiento económico y el desarrollo social también representan fundamentalmente una disparidad en cuestión de género;

Reconociendo la importancia y el valor de los programas existentes de asistencia técnica llevados a cabo por la Organización Internacional del Trabajo sobre los temas relacionados con la igualdad de remuneración, tal como se reafirma en el informe global La hora de la igualdad en el trabaj o, adoptado por la Conferencia Internacional del Trabajo en su 91.ª reunión (2003),

1. Hace un llamamiento a todos los gobiernos, las organizaciones de empleadores y de trabajadores para que adopten y pongan en práctica sin demora estrategias y medidas destinadas a lograr la igualdad de remuneración.

2. Hace un llamamiento a todos los gobiernos de los Estados Miembros de la OIT para que:

 

a) ratifiquen el Convenio sobre igualdad de remuneración, 1951 (núm. 100), y

el Convenio sobre la discriminación (empleo y ocupación), 1958 (núm. 111);

b) introduzcan cambios legislativos y programas de acción positiva a fin de detectar y eliminar la discriminación en el lugar de trabajo;

c) compilen, publiquen y difundan indicadores estadísticos anuales sobre la diferencia salarial basada en el género y en otros factores, incluidos la raza, el origen étnico y la discapacidad.

3. Pide a las organizaciones de empleadores y trabajadores que:

 

a) negocien la adopción de planes de igualdad en el empleo;

b) negocien la introducción de programas de evaluación de tareas neutras con respecto al género;

c) lleven a cabo auditorías en materia de género y raza en el lugar de trabajo a fin de detectar y eliminar la discriminació n.

4. Pide a las organizaciones de trabajadores que lleven a cabo programas de desarrollo de aptitudes, formación y defensa sobre todos los aspectos relativos a la igualdad de remuneración.

5. Invita al Consejo de Administración de la Organización Internacional del trabajo a que pida al Director General que se proceda a:

 

a) diseñar un método modelo y proporcionar asistencia técnica a los gobiernos que deseen desarrollar indicadores estadísticos sobre la diferencia salarial por motivos de género, raza y discapacidad;

b) intensificar la campaña en favor de la ratificación y aplicación universal del Convenio núm. 100 y el Convenio núm. 111 conjuntamente con los demás convenios fundamentales;

c) continuar y fortalecer sustancialmente el trabajo en curso para proporcionar un desarrollo de aptitudes, formación y programas de defensa sobre todos los aspectos de la igualdad de remuneración destinados a los gobiernos y las organizaciones de empleadores y de trabajadores;

d) fortalecer el trabajo de investigación sobre:

i) el impacto de un salario mínimo vital sobre los ingresos a fin de comprender su impacto potencial sobre la diferencia salarial por razones de género, raza y discapacidad y sus repercusiones sobre los trabajadores en la economía informal;

ii) las repercusiones de la privatización de los servicios públicos y la creciente precarización del trabajo en relación con la diferencia salarial por motivos de género, raza y discapacidad;

iii) formas de publicar los resultados de las investigaciones en formato sencillo y accesible para asegurar una amplia distribución;

e) desarrollar directrices sobre la manera de realizar evaluaciones de los puestos de trabajo y auditorías del lugar de trabajo sensibilizadas con respecto a las cuestiones de género y apoyar la difusión de las mejores prácticas en este ámbito a través de boletines de información o recursos basados en la Web;

f) establecer en el Centro de Turín un programa de formación sobre evaluación de los puestos de trabajo sensibilizada con respecto a las cuestiones de género, destinado a los gobiernos y las organizaciones de empleadores y de trabajadores.

Adoptada en la 92ª Conferencia Anual de la OIT

Los siguientes representantes de los trabajadores se encontraban entre los autores de la resolución: Sr. Apecides (Colombia), Sr. Attigbe (Benin), Sr. Oshiomhole (Nigeria), Sr. Petrecca (Argentina), Sr. Sidi Said (Argelia), Sr. Tartaglia (Italia), Sr. Trotman (Barbados), Sr. Urbieta (Venezuela) y Sr. Vaccari (Brasil). En el momento de recibirse la resolución, sus poderes aún no habían llegado a la Oficina o no estaban acreditados como delegados.